Arabako Aralar


El adiós a la trinchera política

Entrevista del Diario de Noticias de Alava aIñaki Aldekoa, Juntero de Aralar, publicado el Lunes 8 de Marzo de 2010

Hace medio siglo Iñaki Aldekoa conoció la política y la cárcel. Después de una extensa trayectoria, llega la hora del adiós con la satisfacción de ver la exitosa evolución del partido que ayudó a crear.

CONOCIÓ el mundo de la política apenas un año antes de comprobar lo que significa vivir privado de libertad. Su incorporación a Eusko Gaztedi, en plena dictadura franquista, supuso la aparición en la escena política de la izquierda abertzale. Corría el año 1958. Iñaki Aldekoa recuerda esa época con la nostalgia de la juventud perdida y la constancia de las medias verdades. “Nos dijeron que no era el PNV, que era una organización independiente, aunque no era del todo cierto”, apunta. Fruto de este movimiento surgió una escisión que llevó a Aldekoa hasta Ekin, el remitente de la primera carta -el destinatario fue el lehendakari Agirre- en nombre de ETA. Su detención derivó en la entrada en la cárcel, donde tramitó su ingreso en la Escuela de Ingeniería.

El portavoz de Aralar en las Juntas Generales de Álava recuerda en la recta final de su trayectoria política sus inicios en este mundo. A punto de cumplir los 70 años, Aldekoa comienza a desligarse paulatinamente de los compromisos adquiridos con su partido desde su fundación. Será un adiós que no estará exento del contacto frecuente con sus compañeros de formación para asesorar con el aval de su experiencia ante los nuevos tiempos que se avecinan.

ingeniero y político

Su voz en Madrid

Tras su excarcelación se centró en los estudios y durante una etapa se mantuvo alejado de la trinchera política, al menos de la primera línea en la que ha permanecido durante gran parte de su vida.

En los años 70 surge el partido Euskal Sozialista Biltzarrea (ESB), que obtuvo casi 40.000 votos en las elecciones del 77 y que se convirtió en una de las patas de Herri Batasuna, alumbrada un año más tarde. Aldekoa formó parte de esta nueva etapa y se convirtió en uno de los puntuales de la nueva marca electoral.

En plena Transición, el partido abertzale se debatía sobre la conveniencia de participar en unas elecciones generales, en las elecciones de España. El visto bueno mayoritario llevó a mediados de los 80 a HB hasta el Congreso de los Diputados y en él Aldekoa defendió los postulados independentistas en un Estado asentado en la democracia y con un recuerdo cada vez más vago de la pretérita dictadura.

“Descapitalizado”, tras quince años sin cotizar a la Seguridad Social, volvió al trabajo de la mano de su anterior patrón. Ubicó su residencia en Vitoria y se desenganchó en cierta medida de la política, sobre todo, un tiempo después en el que sus quehaceres profesionales le llevaron a Chile. Durante cuatro años residió en el país andino sin perder de vista lo que acontecía en su querida y añorada Euskal Herria.

Desde allí vivió con ilusión el Pacto de Lizarra y la entente abertzale que parecía apaciguar las ansías terroristas de ETA. Pero el sueño finalizó con su regreso a Vitoria. La banda armada había acabado con la tregua y se ensañaba de igual modo que en los años de plomo. Aterrizó en Euskadi una semana después de que Fernando Buesa fuera asesinado y decidió formar parte de una nueva corriente que había nacido en el seno de Batasuna. Un grupo de dirigentes, con Patxi Zabaleta a la cabeza, eligieron el nombre de Aralar para emprender un giro estratégico. El asesinato de dos trabajadores en Astigarraga fue la gota que colmó un vaso rebosante desde hacía años y lo que nació como parte de Batasuna se convirtió en una nueva referencia de la izquierda abertzale que acabó con el silencio de esta corriente ideológica ante los atentados de la organización terrorista.

Aldekoa se va con la tranquilidad de ver un partido asentado, con importante presencia institucional y dotado de una nueva generación de políticos “muy jóvenes pero con una amplia preparación” que le seguirán los pasos, aunque él, a buen seguro, en ningún momento estará lejos.

Advertisements

Leave a Comment so far
Leave a comment



Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s



%d bloggers like this: