Arabako Aralar


10.050 ALTERNATIVAS DE REDENSIFICACIÓN
May 25, 2010, 9:29 am
Filed under: Uncategorized | Tags: , ,

10.050 ALTERNATIVAS DE REDENSIFICACIÓN


Ha vuelto a suceder, en esta ocasión con la revisión parcial del Plan General de Ordenación Urbana en Salburua y Zabalgana, es decir, con la redensificación de los nuevos barrios de Gasteiz. Parece que Patxi Lazcoz, esta vez, ha querido tener un detalle con sus residentes invitándoles, presuntamente, a participar en el diseño de una actuación tan importante para el futuro de ambos barrios. La forma de participación elegida ha sido ofrecer 3 alternativas ya redactadas para que debatan cuál es la menos mala. De nuevo, la participación ciudadana reducida a la mínima expresión.


Poco se puede decir en contra de las incuestionables ventajas de un modelo de crecimiento de ciudad hacia dentro y de la necesidad de revisar el modelo urbanístico aplicado a los nuevos barrios de la periferia. Hay que revisar conceptos y modelos para lograr barrios más humanos y habitables que eviten la formación de islas residenciales, donde la vida en comunidad o la relación vecinal escasea, donde los equipamientos de servicios son lo último en construirse, o donde el uso eficiente del transporte público es un sueño al alcance de poca gente. En cambio, sí hay mucho que decir en contra del pernicioso vicio de cambiar las reglas del juego sin haber terminado de construir el tablero y, marca de la casa, sin contar con las fichas. Eso es lo que pretende nuestro Ayuntamiento planteando la revisión parcial en los términos que han expuesto como algo inevitable y que debe quedar fuera de toda discusión y debate ciudadano, cómo no.

Hablar de redensificación y aumento de población en barrios que aún no disponen de los servicios básicos para la gente que ya los habita, y a costa de reducir la superficie dedicada a equipamientos públicos, despierta dudas más que razonables. Dudas y temores acerca de si los equipamientos proyectados inicialmente para una determinada densidad residencial serán suficientes para dar un servicio a una población sensiblemente mayor a la contemplada inicialmente, o acerca de la previsión en la reserva de parcelas para cubrir esas más que previsibles futuras necesidades sociales. Ante este panorama, acompañado de la habitual falta de información (que no de propaganda), la contestación vecinal se antoja inevitable.

Si de lo que se trata es de crecer hacia dentro y de paliar la necesidad de vivienda, algo debería hacerse con las 10.050 viviendas vacías que se estima que existen en nuestra ciudad. Crecer hacia dentro empezando en la nueva periferia podría resultar paradójico cuando existen viviendas ya construídas y sin habitar repartidas por la ciudad. Edificios abandonados esperando ser declarados en ruina; históricos barrios olvidados donde la población envejece y de donde la juventud huye; bloques semideshabitados por efecto de la especulación inmobiliaria; o simplemente viviendas en manos de inversores sin escrúpulos; todo ello potenciales focos para actuaciones en materia de redensificación que habría que abordar sin más dilación.

Si, por el contrario, se trata de construir por construir, poniendo a disposición de constructoras y promotoras nuevas oportunidades de negocio sobre terrenos originalmente destinados a otros fines, y rompiendo la coherencia urbanística existente, entonces la política del actual gobierno municipal va por el buen camino, pero que al menos lo reconozca. De ser así, se estaría corriendo el riesgo de que el parque de viviendas vacías supere ampliamente las 10.050, gracias, una vez más, a movimientos especulativos facilitados, consciente o insconscientemente, desde las instituciones públicas y la casta política que las dirige.

Construyamos una ciudad compacta y cohesionada, con barrios cuya configuración favorezca la relación vecinal, la implantación de comercio local y minorista que llene de vida sus calles y que las haga más seguras, que garantice el acceso a un transporte público eficiente, y con una dotación de equipamientos que tienda al máximo de 30 metros cuadrados por vivienda que establece la ley, agilizando la entrega de los mismos al Ayuntamiento por parte de las Juntas de Concertación. Pero, por encima de todo, construyamos este modelo de ciudad contando con las gentes que ya viven en ella, con las que han hipotecado su futuro a causa del mercadeo de un derecho básico, y con las personas cuyo proyecto de vida depende del sorteo del mismo derecho básico, pero contando también con que existen personas que se siguen enriqueciendo a costa del endeudamiento y el empobrecimiento de amplios sectores sociales.

Rikardo Otxoa

Iker Vitores

Aralar Gasteiz

Advertisements

Leave a Comment so far
Leave a comment



Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s



%d bloggers like this: